Logo Las Cartas de la Vida
 
 Agricultura EcológicaComo hacerloMobile version

Los autores

 
Como hacerlo: tu propia huerta ecológica

Escrito por

Y ¿cómo tener una Huerta Ecológica de Autoconsumo? Evidentemente, para tener una huerta primero hay que disponer de un terreno, aunque sea pequeño. Algo con lo que muchas personas sueñan y que demasiadas veces se convierte en una empresa muy difícil, pese a tanta tierra abandonada. Una de tantas paradojas y absurdos de nuestra realidad rural.

Una pequeña parcela, pongamos 50 m², puede producir una variedad enorme de alimentos para el consumo de una familia (3 personas).

Hay una regla básica y fundamental en la optimización de una huerta: produce más y mejor una pequeña huerta bien atendida, que una grande y mal atendida porque su mantenimiento nos desborde.

Debemos comenzar con poco terreno e ir aumentando en la medida que seamos capaces de abordarlo todo de manera óptima. Huir de la tentación de querer tener mucho al principio es una garantía para no acabar abandonando al cabo de un tiempo porque el trabajo nos resulta duro y excesivo para pocos y malos resultados.

Más valen pocas satisfacciones que muchas frustraciones. No olvideis esto; si insisto tanto en ello, creerme que lo hago porque es la base para el éxito o el fracaso en la continuidad de una huerta. Y también porque es un error demasiado habitual, por desgracia, y el que más ha dado al traste con proyectos que comenzaron con ilusión y esfuerzo.

Sobre todo cuando se vive lejos (vida urbana-huerta en el pueblo), es cuando más riesgo hay de acabar teniendo cada vez más pereza de ir a la huerta. En cambio, nuestra satisfacción e ilusión serán enormes cuando volvamos a casa con varias bolsas de alimentos de nuestra huerta y nos parezca que nos da mucho para el esfuerzo que nos pide.